LA FGE DA SU VISTA FISCAL EN EL PROCESO DE IMPUGNACIÓN DEL DIPUTADO MANUEL COHEN SALERNO

El proceso de nulidad de la elección y proclamación del diputado del circuito 6-1, de la provincia de Herrera, se celebró el pasado jueves 2 de octubre de 2014, y tuvo como magistrado sustanciador a Heriberto Araúz. Por la Fiscalía General Electoral actuó Juan Alberto Alvarado.

En su condición de candidato a diputado del circuito 6-1, el ciudadano JAIME GONZÁLEZ otorgó poder de representación legal para que en su nombre se promoviera demanda de nulidad  de las elecciones celebradas el día 4 de mayo de 2014, en las que resultó electo el candidato por los partidos Cambio Democrático (CD) y Molirena MANUEL COHEN SALERNO.

En esta ocasión, la parte demandante fundamentó su acción en las causales previstas en los numerales 2 y 14 del artículo 339 del Código Electoral. En la primera de ellas se consigna como causal de nulidad que el cómputo de los votos consignados de las actas de las mesas de votación o en las actas de los escrutinios contengan errores o alteraciones; en tanto en la segunda causal se contempla como motivo de nulidad la celebración de las elecciones sin las garantías requeridas en la Constitución Política y en el Código Electoral.

Al momento de hacer un detalle de los hechos que configuran las causales de nulidad invocada, la parte demandante lo hizo de tal forma que fusionó ambas situaciones, cuando en medio de la exposición de motivos que a su criterio configuran la causal 14, en el punto décimo de las fundamentaciones, se indica que determinadas actas de mesa de votación de los corregimientos de Chitré Cabecera, La Arena, Monagrillo, San Juan Bautista y Llano Bonito presentan irregularidades que causan su nulidad, como la falta de firmas del secretario y del vocal, y en la sección cuatro de las actas de escrutinio, faltó llenar los espacios de las cantidades en números y letras.

En cuanto a la causal 14, la parte demandante realizó una amplia exposición de la forma en que, a su concepto, el candidato demandado se vio beneficiado a lo largo del proceso electoral por bienes y recursos del Estado puestos a disposición de su campaña, lo que causó un desequilibrio en la elección para diputado en el circuito 6-1 de Herrera.

Sobre la participación de la Fiscalía en procesos administrativos

Antes de exteriorizar nuestra posición, queremos dejar constancia de que somos del criterio que la participación de la Fiscalía General Electoral en este tipo de procesos debe enmarcarse dentro del principio de la mínima intervención y protagonismo, por cuanto se trata de un proceso de naturaleza administrativa desarrollado bajo las reglas del procedimiento civil, cuando se cuenta aquí con un demandante, un demandado, una pretensión y un juez que decidirá sobre la viabilidad o no de lo pedido.

Bajo esa premisa, quien afirma algo debe probarlo y de eso se trata este proceso, por lo que cada vez que la Fiscalía Electoral exprese algún tipo de opinión, alguna de las partes se sentirá afectada. No encontramos similitud en algún otro tipo de procedimiento o proceso, de aquellos que son generados vía demanda, y por lo tanto proponemos esto como tema de discusión para las próximas reformas electorales, o sea, sustraer a la Fiscalía Electoral de participar en este tipo de procesos.

Sobre la causal 2

Entrando entonces en lo que concierne a nuestras consideraciones sobre las afirmaciones de la demanda, considerando que en este tipo de procesos es la parte demandante la que tiene que probar lo que afirma, no podemos dejar de expresar que durante el desarrollo y cierre de la votación, como tampoco durante el escrutinio de los votos, los representantes de los partidos políticos presentes ni los actores del Tribunal Electoral destacaron alguna irregularidad digna de ser plasmada como una incidencia a tomar en cuenta, de manera general, siendo el caso que en seis actas que se registraron inconsistencias, la parte demandante no se refirió a tres de ellas. Estimamos que los hechos que se dicen configuran esta causal no logran afectar el derecho del candidato proclamado, considerando que la diferencia entre ambos fue de 3711 votos según se desprende del acta circuital de proclamación que aparece a foja 86 del expediente.

Sobre la causal 14

Lo anterior obliga a avocarnos a la segunda causal de nulidad de elección invocada, o sea la prevista en el num. 14 del art. 339 del CE, es decir, la celebración de las elecciones sin las garantías previstas en la Constitución Política y la ley electoral.  Ante la afirmación realizada por la parte demandante, en el sentido de que el candidato electo Manuel Cohen se vio beneficiado de recursos del Estado, se procuró recabar pruebas destinadas a esclarecer esa situación, siendo el caso que se obtuvieron 103 carpetas de documentos mediante inspección judicial realizada en las instalaciones de la alcaldía de Chitré, dos tomos de documentos obtenidos mediante diligencia exhibitoria verificada en las oficinas del Programa de Ayuda Nacional (PAN) y un tomo de documentos obtenidos mediante diligencia exhibitoria llevada a cabo en la Junta Comunal del corregimiento de La Arena.

Toda esta documentación fue puesta a disposición de la dirección de auditoría del Tribunal Electoral para su análisis, concluyéndose lo siguiente:

1.      Del análisis realizado a la documentación, determinaron los auditores que no se notó impacto en los electores del circuito 6-1 en relación con el supuesto movimiento masivo de recursos, ya que los votos obtenidos comparados con los supuestos beneficios recibidos, no son coherentes.

2.      El Programa de Ayuda Nacional (PAN) invirtió B./18,130,205.20 en la provincia de Herrera, que comprende los circuitos 6-1, 6-2 y 6-3, sin especificarse algún circuito en cuanto al gasto.

3.      No existe documentación sustentadora que evidencie traslados de partidas y fondos adicionales, toda vez que según información obtenida en las diligencias exhibitorias, solo se reflejan las tres cuentas asignadas al municipio de Chitré por la suma de B./850,187.13, y no se encontraron los estados de cuenta de las siete cuenta bancarias del PAN, en este aspecto del análisis.

4.      En este punto del análisis de la documentación, se indicó que los fondos y bienes puestos a disposición de las cuentas asignadas al municipio de Chitré, entre el 1 de enero de 2013 al 30 de mayo de 2014, fueron manejados directamente por el entonces alcalde de Chitré, en tanto no se especificó el manejo directo de los fondos del Programa de Ayuda Nacional (PAN).

5.      En el quinto y último punto del cuestionamiento en cuanto al posible uso de  recursos  del Estado como argumento de impacto en la población habilitada para votar, se indicó que considerando la inversión realizada a través de las cuentas asignadas al municipio de Chitré y la realizada a través del PAN, no era razonable la comparación frente a la cantidad de 39,062 electores habilitados para votar, pero se dejó constancia de que había que considerar que no existía razonabilidad debido a que los proyectos de inversión social que ejecutó el PAN beneficiaron también indirectamente a pobladores de otras circunscripciones, como por ejemplo poblaciones de Las Minas, Los Pozos, Ocú, Santa María, Parita y otros ubicados todos fuera del circuito 6-1 de la provincia de Herrera.

En fin, honorable Magistrado Sustanciador, el análisis realizado por los auditores del Tribunal Electoral sobre la documentación probatoria obtenida a través de una serie de diligencias judiciales desplegadas por el despacho sustanciador no logra establecer que efectivamente se materializó uso de bienes y recursos del Estado por parte del candidato electo, proclamado y en estos momentos impugnado, de tal manera que dicha situación hubiese provocado un desequilibrio en la votación que fuese motivo de impacto en el resultado de la misma, lo que podría haber afectado el derecho del candidato proclamado.

Siendo esta la realidad fáctica que aflora dentro del presente proceso administrativo de nulidad de elección y proclamación, concluimos indicando que es nuestra opinión que en este caso, los hechos de la demanda no han sido probados, y como tal, la misma no ha sido probada. 

Comentarios

2